LARRETA DEFINE QUÉ HARÁ CON LAS CLASES EN LA CIUDAD

Ahora, en medio de un momento epidemiológico difícil, la Ciudad debe definir qué hará con las clases.

El Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta volverá a estudiar hoy la situación epidemiológica del distrito para tomar una decisión sobre qué sucederá con las clases presenciales a partir del próximo lunes, cuando termina el período de confinamiento estricto.

Las autoridades porteñas siguen de cerca el desarrollo de las cifras del coronavirus y esperan definir una postura este viernes, tras conocer los números de la jornada.

Si bien el jefe de Gobierno quiere reabrir las aulas porteñas, esa idea contrasta con el pico máximo de 41.080 casos de Covid-19 en el país que se registró ayer, con 3.000 nuevos contagios en capital.

Para acompañar la decisión de confinamiento estricto que adoptó el Gobierno nacional, Rodríguez Larreta dispuso la semana pasada que los días 26, 27 y 28 de mayo no hubiera clases en la Ciudad, ni virtuales ni presenciales.

Con esa medida se diferenció de los distritos que pasaron a la virtualidad, y prometió compensar esos días perdidos al final del ciclo lectivo, en diciembre próximo.

Ahora, en medio de un momento epidemiológico difícil, la Ciudad debe definir qué hará con las clases.

“Vamos a esperar los datos del día de hoy y con esa información vamos a hacer nuestras discusiones, primero sanitarias y luego decisionales, sobre lo que le vamos a proponer a los ciudadanos. Con los datos de hoy tendremos una imagen bien acabada”, señaló el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

Respecto a la educación, ratificó la visión de que “siempre la escuela es lo último que se cierra y lo primero que se abre”.

“En el ambiente escolar se cumplen muy bien los protocolos, es muy seguro y hubo pocos contagios. La enorme mayoría de los contagios ocurre en los encuentros familiares, sociales y laborales. Estamos desviando el foco del debate”, subrayó el ministro porteño.

En conferencia de prensa, Quirós remarcó que se privilegiará el regreso de los alumnos de jardín de infantes y primaria, debido a que residen en un radio de 10 cuadras de los establecimientos educativos y porque los estudiantes de secundaria “resisten mejor el aislamiento, el distanciamiento social de sus compañeros”.

Asimismo, manifestó que “valdría la pena intentar adelantar las vacaciones de invierno”, aunque aclaró que será una definición que adopte la ministra de Educación de la Ciudad, Soledad Acuña.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here