OPINIÓN: DESAFÍOS PARA EL DÍA DESPUÉS

Columna de Fernando Elías, Vicepresidente del Banco ciudad

Nuestro país, como tantos otros países en la región y en el mundo, atraviesa no solo una crisis sanitaria sin precedentes sino también un panorama económico complejo en los próximos meses.
   El costo económico y social de las medidas que se han tomado hasta la fecha ha sido enorme y se vuelve primordial pensar escenarios de reactivación y crecimiento económico de cara a los próximos meses y los desafíos que dichos escenarios conllevan.
   * Mercado Externo.
   Entender que la reactivación no será un fenómeno local o regional, sino más bien mundial es el primer desafío. En este sentido, el mundo precisará de commodities para poder reiniciar la maquinaria económica. Argentina, si el tipo de cambio no se atrasara, podría aprovechar, como ocurrió en 2003, para posicionar y exportar productos en dólares en el mercado externo.
   * Refocalización del gasto público.
   Es preciso la realocación de gastos corrientes improductivos hacia gastos económicamente productivos. Los gastos no destinados hacia el desarrollo productivo deben reducirse al mínimo. Se deben introducir mecanismos más eficientes y eficaces de asignación presupuestaria.
   * Digitalización de trámites gubernamentales.
   Si algo nos va a dejar como enseñanza esta experiencia es que el Estado debe mejorar la prestación de servicios, al ciudadano y a los empresarios. Con reglas de juego transparentes y principalmente estabilidad jurídica.
   Un gran desafío para el Estado es mejorar en la calidad de su servicio, generando trámites online y ventanillas únicas de acceso, especialmente para sectores estratégicos de la reactivación económica.
   * Simplificación tributaria y reducción de impuestos.
   Argentina tiene una estructura impositiva que está por encima del promedio regional e incluso del promedio mundial. Estos impuestos en un entorno de desaceleración están teniendo efectos negativos.
   Un gran desafío será poner énfasis en planes para lograr reducir la estructura impositiva a niveles competitivos, quizá disminuyendo impuestos al consumo mediante la ampliación de bases y mecanismos de devolución a los sectores más vulnerables.
   * Incentivos a la inversión.
   Argentina debe alcanzar altos niveles de inversión en sectores tan importantes como el petrolero, agroindustrial, minero y los servicios de valor agregado tecnológico.
   * Reducir la evasión de impuestos.
   A fin de lograr incrementar los recursos del Estado, un objetivo primordial debe ser mejorar la fiscalización. Para ello, el incremento de la bancarización, la proliferación de trámites online, la extensión de medios de pagos electrónicos y la obligatoriedad de la factura electrónica, deben ser ejes para lograr reducir el nivel de evasión.
   * Diversificación exportadora.
   Argentina debe lograr no sólo un mejor aprovechamiento de los tratados de libre comercio existentes sino también lograr nuevos acuerdos. De esta manera la apertura de nuevos mercados, permitirá incrementar la base exportadora.
   Apostar por las cadenas de valor y la transformación productiva Argentina debe tener una política de industrialización y transformación productiva que fortalezca las cadenas de valor para el consumo interno y el internacional.
   Los vínculos de entre empresas, el acceso crédito de largo plazo, la facilidad para la importación de bienes de capital y las facilidades para ciencia, tecnología e innovación son determinantes.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here