Principio de incendio en uno de los vagones de la LINEA E

Sucedió ayer cerca de las 20. No hubo heridos. Las demoras y coches fuera de servicio por problemas técnicos continúan de manera constante.

La línea E del subte de la Ciudad de Buenos Aires es un verdadero problema para los vecinos. A las constantes demoras y coches fuera de servicio por problemas técnicos, este miércoles se le sumó un principio de incendio en una formación CAF-GEE. 

Según detalló Osvaldo Mouche, delegado de la línea, el hecho sucedió cerca de las 20 cuando una de las formaciones estaba entrando a la estación Bolívar y el guarda vio chispazos. “Los pasajeros comenzaron a bajar ráudamente porque empezó a salir humo del motor 106. El guarda y la conductora se acercaron al lugar donde salía humo, vieron que se estaba prendiendo fuego, agarraron un matafuego y descargaron”, explicó.

Y agregó: “Al ver el humo la gente se asustó y se fue. Salió mucho humo negro y espeso. Diez minutos después se hizo un servicio corto a San José y Virreyes, y se esperó que llegaran los mecánicos para sacar la formación varada. La causa de la falla fue la explosión de la caja de alta tensión del motor 106”.

Los inconvenientes en la línea E son constantes. A modo de ejemplo, la semana pasada un grupo de pasajeros agredió a personal del subte en la estación Plaza de los Virreyes por una interrupción del servicio debido a problemas técnicos. Según información del sitio Enelsubte.com, los incidentes comenzaron luego de que el servicio fuera interrumpido por una falla en el sistema de señales provocada por la acumulación de virutas metálicas en los cambios de Virreyes. 

“Estamos teniendo muchísimos problemas con el material rodante de la línea. No hay formaciones aptas para el servicio. Son muy pocas. Nos pasó por ejemplo el lunes que solamente había dos formaciones aptas para servicio a la mañana y por eso recién se pudo arrancar 7.15 de la mañana. Ahí se consiguió que se repararan tres formaciones más, es decir que se arrancó con cinco trenes la línea”, relata Mouche. 

Y recalca: “Se viaja muy mal. La frecuencia es cada vez más grande, no tenemos trenes nuevos. Son muy viejos. Los mecánicos no pueden repararlos porque no hay repuestos. Y no hay un lugar físico donde trabajar porque el lugar que tenían, que era en Bolívar donde había una cochera y una fosa, por la extensión de la línea, la fosa se tapó y la cochera despareció”.   

Según detallan los delegados, otro de los tantos problemas que aqueja a la “E” es que la renovación de vías “está frenada”. “No están trabajando porque no le están pagando a la tercerizada que está haciendo la obra. Está todo frenado”, afirma Mouche. Según trascendió, el gobierno ya ultima los preparativos para poner en funcionamiento el taller Lacarra durante el mes de abril.      

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here